+34 649 52 90 75

Hace ya algunos años, concretamente en el año 2002, asistí de alumno, a un seminario en Italia que impartía el maestro Livio J. Vinardi , cuyo tema, era: “La materialización de objetos”…un taller dónde el maestro  enseñaba técnicas para poder materializar objetos, o sea, que a partir de una idea (pensamiento) de un objeto y haciendo uso de nuestra energía psíquica se pudiera materializar dicho objeto  para ser visto y tocado por todos los demás.

Decir que ninguno de los alumnos presentes…no conseguimos ni por asombro tal propósito…pero para mí lo sorprendente no fue observar el fenómeno en sí (el último día el Maestro  hizo una demostración práctica…) ya que ya había leído sobre fenómenos parecidos (ejemplo, el caso de Sathya Sai Baba en la India), sino como una cosa, que era energía (una idea) podía ser plasmada a voluntad al mundo material…

Ha pasado ya mucho tiempo de esto…he vivido muchas experiencias y me he formado en varias disciplinas, llevo mucho tiempo preguntándome y razonando  a cerca de esto que quiero compartir, y fue haces unos meses que siento que tuve alguna respuesta sobre este asunto…,y que ahora sí, que quiero y puedo aportar algo al respeto…

La idea de este blog, es aportar un poco más de luz a eso que llamo la materialización de los pensamientos… ¿cuántas veces hemos pensado algo  y este algo se ha cumplido en nuestra realidad? ¿Simplemente fue casualidad?

Einstein decía: “La energía es materia en estado de radiante y la materia es energía en estado de condensación”, por tanto materia y energía no dejan de ser lo mismo…la física cuántica no ha enseñado mucho sobre esto, dónde ha podido observar que los electrones pueden comportarse como materia o energía, que simplemente depende de la figura del observador, por lo tanto podemos deducir, que efectivamente…es posible convertir la energía en materia…

Como decía, hace unos pocos meses, estaba meditando en mi precioso jardín…como suelo hacer cada mañana…cuando terminé la meditación, me puse observar a una silla que tengo en el jardín…de repente me puse pensar: “¿Cómo ha llegado esta silla aquí?”, era obvio que la había comprado…pero no me refería a esto…me refería, como es que esta silla que estaba en frente de mi, y que yo podía tocar y hacer uso de ella, se había creado…la respuesta que me di…solo se ha podido materializar a partir de una idea (de alguien que previamente tuvo la idea de esta silla), de lo contrario esta silla jamás hubiera existido…

Entonces  empecé a preguntarme cuantas ideas propias yo había materializado,la respuesta automática, fruto de mi ego, fue ninguna, tú no has inventado nada, no eres diseñador.…pero como estaba en un estado meditativo, deje pasar esta respuesta…y  de repente escuche una vocecita interior que me decía…. “Esto lo estás haciendo cada día, lo que pasa es que no te has dado cuenta hasta ahora”,,, empecé a razonar esta respuesta, y efectivamente era así…y me lo pude demostrar con varios ejemplos…, por ejemplo, cada vez que tengo hambre, y me pongo a cocinar, primero tengo que tener una idea de lo que quiero comer, de lo contrario nunca llegaría a cocinarme…y con esta idea de comida, preparo todos los ingredientes , y el resultado es el plato de comida que cada día me hago…me había demostrado a mi mismo que a través de una idea (energía) lo podía convertir en materia…que yo era la causa de todo lo que plasmaba en mi realidad…que solo yo soy el fruto de lo que creo en mi realidad…

Pero me faltaba algo más…¿que hace que algunas ideas se materialicen y otras no?…esa fue mi pregunta…ya que muchas veces he tenido la idea de volar, y nunca lo he conseguido, o he tenido la idea que cruzar una pared y tampoco lo he conseguido…entonces, me dije, que no era suficiente tener una idea o pensar en algo para que se materialice…esa idea tenía que ir acompañada de algo más…la respuesta que encontré fue, esa idea tenía que ir acompañada de un convencimiento y de una perseverancia, de lo contrario solo se queda en una idea ilusioria…y a esto es lo que llamo: “pensamientos de luz”

Cuando tengo una idea, y me lo he comprobado, y en esta idea, no existe la dualidad, y solo existe el convencimiento de que no puede ser de otra manera y soy capaz de elevar  este potencial de energía, esa se materializa…cuando tengo hambre, genero  una idea de comida con tanta claridad, y que tiene tanta luz, que se acaba materializando.…con las otras ideas, mencionadas en mi ejemplo, como dentro de mi tengo una creencia que no podré volar nunca, ni podré cruzar una pared, por más que lo intente, esa idea , de momento nunca la voy a poder materializar y simplemente se convierte en una ilusión….

Un pensamiento o idea dónde existe tal cualidad de luz o energía,  se tiene que materializar si o si…parecido a lo ocurrido en la teoría de Big Bang, donde una explosión de luz, se materializó en nuestro universo conocido…

Cuando me quejo, o me siento frustrado de que las cosas no me salen como yo quisiera, y persisto en estos pensamientos, o tengo creencias (pensamientos con mucha luz)  limitantes,  lo que estoy plasmando en mi realidad, es frustración, desolación…en cambio cuando tengo pensamientos amorosos y de abundancia, y puedo ir deshaciendo viejas creencias, y generar de nuevas y más positivas  lo que materializo en mi realidad tendrá esas cualidades.

Recuerda, si somos el resultado de nuestras ideas o pensamientos, tenemos la posibilidad de vivir la realidad que deseemos, todo depende de nosotr@s.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This